logoSMF h150px

 

¿Cómo limpiar una alfombra?

Puede ser común el temor a tener los espacios alfombrados por miedo a que se ensucien con facilidad, por el polvo que acarrean, pero basta hacer una limpieza cada 6 meses para poder aprovechar sus múltiples ventajas. En este proyecto mostraremos cómo hacer la limpieza de una alfombra y lo fácil que puede ser.
Algunas de las ventajas que trae tener pisos alfombrados: es más seguro al ser una superficie suave y antideslizante; atrapa el polvo y otras bacterias, evitando que se respiren o generen alergias; mejora la acústica, sobre todo cuando se trata de departamentos; aumenta el confort porque minimiza la tensión generada por caminar en pisos duros.
Para evitar que sus alfombras se deslizen sobre el piso provocando caidas utilize nuestros Antideslizantes Rug Master SMF, presentes en 4 medidas.

Aspirar:
Con una aspiradora común sacar todo el polvo atrapado, porque entre otras cosas, al sacarle el polvo el secado será más rápido.
Hacer la mezcla de limpiador:
En el balde que trae la aspiradora hacer la mezcla de detergente usando 125 cc por 8 litros de agua.
Recomendaciones:
Se recomienda cubrir los zapatos con protectores quirúrgicos para evitar volver a ensuciar el piso mientras se encuentre húmedo.
Lavar la alfombra:
El sistema de la lavadora es inyectar el líquido con el limpiador y aspirarlo de inmediato, dejando sólo un 20% de humedad en la alfombra
Hay que pasarlo de forma ordenada, por franjas en toda la habitación, y siempre con la aspiradora por delante del cuerpo y caminando hacia atrás.
Sacar las manchas:
Si después lavar quedan algunas manchas se debe usar una escobilla y desmanchador en espuma o rociador. Se aplica directamente en la alfombra y se pasa la escobilla para restregar y sacar la mugre pegada.
¿Cómo elegir una alfombra?:
Para elegir una alfombra la primera consideración es el tráfico al que estará expuesta. Los zapatos no sólo pisan y deterioran la alfombra, además traen polvo y otros contaminantes que van acumulándose en los tejidos. Así que para las zonas de tráfico alto, hay que elegir una de pelo corto y crespo, que será más fácil de limpiar porque la suciedad no penetrará fácilmente en su tejido. Un buen material es el polipropileno, porque además de su resistencia y fácil lavado, se mantiene siempre suave al tacto y repele el moho.
Aspirado final:
Con la misma máquina lavadora aspirar el exceso de agua que quedó después de la limpieza.
Dejar ventilando el espacio durante la noche.
Neutralizar los ácaros:
Una vez que la alfombra esté lavada se puede aplicar un eliminador de ácaros, que es un sanitizador que desinfectará la superficie de ácaros, bacterias y virus. Hay que seguir las instrucciones de dosis y aplicación según el fabricante.


Mantención de Pisos Flotantes
El piso laminado está hecho de madera prensada, puede ser de MDF o HDF que es una madera prensada de alta densidad. Esta diferencia en las maderas hace que exista piso laminado para trafico residencial y tráfico intenso, además de algunas sub-categorías. El piso laminado se puede elegir por su grosor que puede ser de 4,6, 7, 8 ó 10 mm.
Para a comenzar a proteger el piso laminado es importante poner un limpiapiés en la entrada de la casa, ya sea en la puerta principal y también en el acceso de terrazas o jardín. El polvo y piedras que se pueden acarrear en la planta de los zapatos son muy perjudiciales para el piso laminado ya que, además de ensuciarlo, raya las tablas.

Al trasladar los muebles siempre hay que levantarlos, nunca arrastrarlos.

Poner fieltros en las patas de los muebles para evitar las rayas en el piso, es una manera de acolchar las patas.

Si se tienen muebles o sillas con ruedas, tienen que ser ruedas de plástico, que no rayen el piso. Hay especiales para piso laminado. Se pueden aislar las ruedas con un protector plástico que se pone en el piso en el lugar que la silla o mueble va a estar.

Recomendaciones:

En caso de derramar algún líquido sobre el piso laminado se debe secar inmediatamente, en menos de 10 minutos para que no dañe la madera. Las junturas de las tablas es el lugar más delicado del piso, por eso hay que evitar que se derrame líquido en esta zona. Se puede limpiar con cualquier paño o papel absorbente.

Aspirar o barrer:

El aseo diario se debe hacer eliminando el polvo, se puede hacer con la aspiradora en modo cepillo o con un escobillón especial para piso laminado que tiene fibras suaves.
Sacar el polvo:

Después de aspirar o barrer es necesario pasar un paño atrapa polvo en seco, ya que así nos aseguramos que se elimine todo el polvo que queda, así además se renueva un poco el brillo del piso.

Atrapa polvo:

Hay paños especiales para atrapar el polvo más fácilmente, una alternativa son estos que tienen ojal para usarlos con cualquier escoba. Se deben usar sin mojar, es decir con el paño y piso secos. Se pueden lavar y reutilizar.
Para la limpieza diaria utilice nuestro paño Flott Atrapa Polvo en seco. No recomendamos la limpieza diaria con limpiadores líquidos ya que acortará fuertemente la vida útil de su piso debido a que la absorción de humedad por parte de la tabla la hincha y deforma. Esto hace florecer las láminas.

Limpieza:
Por lo anterior use nuestro limpiador concentrado una vez a la semana y nuestro paño atrapa polvo para la limpieza diaria. Asi sus pisos prolongarán su vida útil y siempre con un buen aspecto.

Para manchas de chicle o esperma de vela, simplemente endurezcala con hielo y remueva con una espátula plastica.

RECUERDE: El agua y el polvo son los peores enemigos de su piso flotante.
La limpieza del piso laminado se debe hacer sólo con un paño húmedo, nunca mojado, y siempre hay que hacerlo después de eliminar muy bien el polvo.
Para lograr una limpieza más profunda se puede usar un detergente especial para este tipo, que no necesita enjuague. Se aplica directamente en el piso, se esparce con un paño y se deja secar.

Brillo:

Para lograr un mayor brillo se puede usar un protector, que además deja una película que ayuda disminuir las rayas o las manchas en el piso.
Se aplica directamente en el piso y se esparce con un paño de piso limpio.

Productos aseo:

Este limpiador para piso laminado viene listo para usar, no necesita diluirse y es de secado muy rápido. Se puede complementar con un protector y abrillantador que mejora la mantención del piso.


Cómo Limpiar Pisos de Cerámica
El cuidado, mantenimiento y limpieza de los suelos de cerámica es muy importante para tener un suelo brillante y que parezca nuevo.
En ésta página le explicaremos como limpiar los suelos de cerámica de una casa. Le daremos una serie de consejos para que le queden impecables.

Limpieza de suelos de cerámica:

Para limpiar los suelos de cerámica, existen una gran variedad de productos específicos, de venta en tiendas de limpieza para el hogar, que nos ayudaran a limpiar y a dar brillo a la cerámica.

Si no quiere utilizar productos de limpieza específicos para limpiar el suelo, porque contienen productos químicos una alternativa es limpiarlos con vinagre.

Pasos para limpiar suelos de cerámica:

Barreremos o aspiraremos toda la superficie del suelo con el fin de eliminar la suciedad y el polvo que se encuentra en las baldosas de cerámica. Podemos hacerlo con la ayuda de una escoba, o bien con un aspirador. Los accesorios de los aspiradores son ideales para limpiar la suciedad de los bordes y juntas de las baldosas.

Llenaremos un cubo con agua tibia y le añadiremos un limpiador específico para limpiar cerámica. La cantidad de producto, vendrá determinada por las instrucciones de uso.

Usando limpiador:

Con la ayuda de una fregona, fregaremos toda la superficie del suelo. Si lo prefiere puede utilizar un trapo suave.

Una vez tengamos el suelo mojado con la solución, frotaremos las uniones de las baldosas con la ayuda de un cepillo de dientes.

Finalmente, llenaremos un cubo con agua clara y enjuagaremos toda la superficie con la ayuda de una fregona.

Para sacarle brillo, pasaremos un trapo seco o una mopa por toda la superficie.

Mopa:

NOTA: Asegúrese de consultar bien las instrucciones de uso del producto de limpieza que va a utilizar para limpiar la cerámica. Fíjese bien que el producto sea para limpiar cerámica y no otro material.

Para dar brillo a los suelos de cerámica

Si lo que queremos es darle un extra de brillo, aconsejamos fregar la superficie con una mezcla de agua con vinagre, le sorprenderán los resultados.

También puede utilizar limpiadores específicos para cerámica que les darán un brillo espectacular. Elegir una opción o otra depende del gusto de cada uno, ya que las dos opciones funcionan perfectamente.

Una vez haya fregado el suelo con agua y vinagre, tiene que enjuagarlo con agua limpia y dejarlo secar. Por ultimo pasar una mopa seca para dar el último toque, que le dará un brillo extra.

Limpieza de las junturas de los suelos de cerámica:

Para limpiar las junturas de las baldosas, prepararemos una mezcla de agua con bicarbonato, y las frotaremos con la ayuda de un cepillo de dientes. Una vez bien frotadas, las enjuagaremos con agua limpia para sacar los restos de bicarbonato.

Consejos y recomendaciones:

  • Aconsejamos utilizar alfombras para reducir la suciedad de la casa. Esto mantendrá las baldosas del suelo limpias durante más tiempo, y reducirá su desgaste con el tiempo.
  • Limpiar los derrames de líquido lo más rápido posible, para evitar que las junturas de las baldosas se manchen.
  • No utilice nanas de acero, polvos para fregar u otros productos abrasivos para limpiar la superficie de la cerámica, ya que puede rayarla.
  • Tiene que ir con cuidado al dar golpes encima de las baldosas de cerámica, ya que éstas se pueden romper con un impacto fuerte.
  • No utilice lejía o limpiadores basados en amoníaco, ya que pueden decolorar las juntas de las baldosas.
  • Aconsejamos utilizar protectores para los muebles y las patas de las sillas, para no rayar la superficie del suelo.

logodimerc

Logo Easy Cencosud

sodimac70x70

logo ic


SMF Soluciones Master Floor
Nueva de Matte 2440, Independencia, Independencia, Santiago, Chile. Teléfonos: (56) 2273 58001 - 2273 80110